TRADUCTOR DE LA PAGINA EN OTROS IDIOMAS

jueves, 7 de noviembre de 2013

¡No sabemos qué determinará el futuro, pero sí sabemos Quién determina el futuro!

«Acudí al guardián de las puertas del año y le pedí una luz para alumbrar mi camino, mas me dijo: ¡Pon tu mano en la mano de Dios y Él será para ti más que una luz y mejor que un camino conocido!»
El Señor nos dice todo lo que necesitamos saber, y a veces lo que queremos saber, pero generalmente tiende un velo sobre el futuro, de modo que sólo Él lo conoce. ¡Y eso nos ayuda a aferrarnos al Señor!
Ha prometido no dejarnos ni desampararnos jamás, pues «he aquí», dice, «Yo estoy con vosotros todos los días, ¡hasta el fin del mundo!» (Mat.28:20) Nos ha dado la antorcha de Su Palabra para que veamos adónde nos conduce nuestro camino. La Luz de la Palabra de Dios nos permite siempre alumbrar el camino que tenemos por delante, ya que, según las Escrituras: «Lámpara es a mis pies Tu Palabra, y lumbrera a mi camino.» (Sal.119:105)

«¡Muchas cosas del mañana yo parezco no entender, mas quien cuida del mañana cuidará de mí también!» «Y si con voz apacible, caminos desconocidos me pide recorrer, pondré mi mano en la Suya, diciendo: ¡Adonde quieras, iré!»

1 comentario:

  1. Blog encantador,gostei do que vi e li,e desde já lhe dou os parabéns, também agradeço por partilhar o seu saber, se desejar visitar o Peregrino E Servo, ficarei também radiante
    e se desejar seguir faça-o de maneira que possa encontrar o seu blog, porque irei seguir também o seu blog.
    Deixo os meus cumprimentos, e muita paz.
    Sou António Batalha.

    ResponderEliminar